El departamento de física de partículas del CIEMAT, Unidad de Excelencia

La Secretaría de Estado de I+D+i, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), ha concedido siete nuevas acreditaciones correspondientes al programa de Centros y Unidades de Excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu. Entre las cuatro Unidades seleccionadas en la modalidad María de Maeztu se encuentra la Unidad de Física de Partículas del CIEMAT.

Las otras tres unidades que también han conseguido la distinción María de Maeztu son el Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidad Pompeu Fabra, el Instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia, y el Instituto de Ciencias y Tecnologías Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona. Las unidades María de Maeztu contarán con una financiación de 500.000 euros anuales durante cuatro años.

Los tres centros que han conseguido por primera vez la distinción Severo Ochoa son: el Basque Center on Cognition, Brain and Language, el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona del CSIC, y el Centro de Investigación Agrieconómica CSIC-IRTA-UAB-UB (CRAG). Estos tres centros recibirán un millón de euros anual durante cuatro años.

Los  requisitos, niveles de exigencia, criterios y procedimientos de evaluación y selección referidos a la excelencia científica no establecen diferencias entre centros y unidades, que han sido seleccionados por sus resultados científicos y sus programas estratégicos tras una rigurosa evaluación en la que han participado 115 científicos internacionales de reconocido prestigio. En consecuencia, se garantiza la calidad y el nivel de excelencia de la investigación que desarrollan, estableciéndose las diferencias entre centros y unidades en  función de la gobernanza, estructura y principios organizativos y gerenciales, así como de la masa crítica mínima exigible a centros y unidades.

Los centros acreditados destacan tanto por la notoriedad internacional de las contribuciones científicas que realizan, como por su capacidad innovadora y su intensa relación con el sector empresarial. Son, además, centros de referencia a  nivel mundial capaces de atraer talento internacional.

Unidad de Física de Partículas del CIEMAT

Integrada en el Departamento de Investigación Básica del CIEMAT, esta Unidad se compone de la División de Física Experimental de Altas Energías, de la División de Astrofísica de Partículas y del grupo de Computación Científica. El objetivo principal es encontrar las respuestas a las preguntas más fundamentales del campo de la Física experimental de Partículas y Astropartículas. Este objetivo siempre ha sido la motivación de sus actividades, y ahora este reconocimiento ayudará a reforzar las líneas de investigación que se enmarcan dentro de grandes colaboraciones internacionales, alineadas con las estrategias europeas y mundiales en el campo de la Física de Partículas.

Las actividades de la unidad se desglosan en líneas de investigación que se complementan: Física en la frontera de la más alta energía, con la participación en experimentos en colisionadores hadrónicos (CMS en el Gran Colisionador de Hadrones LHC del CERN); Física de oscilaciones de neutrinos, que acaba de ser reconocida con la concesión del premio Nobel de Física, y búsqueda directa de materia oscura (Double Chooz y ArDM); Física de rayos cósmicos cargados y fotones de muy alta energía (AMS, en la Estación Espacial Internacional; MAGIC y CTA, en la isla de La Palma); y Cosmología observacional para estudiar el principio del universo y su evolución (experimentos DES, PAU y Estallidos).

Estas cuatro líneas fundamentales se apoyan en dos transversales: actividades de I+D en detectores para futuros experimentos (actualmente en calorimetría con tecnología digital en la colaboración CALICE, y en tecnologías de argón líquido), y en computación de altas prestaciones, imprescindible para todas estas actividades.

Enlaces